Casas de vacaciones en Real de Catorce para tu viaje

Dónde dormir en Real de Catorce

Al buscar dónde dormir en Real de Catorce verás que además de alojamientos baratos, hay departamentos y casas de vacaciones con una arquitectura antigua que favorece la atmósfera mística del lugar. Cerca del Museo Parroquial Padre José Robledo, recinto en el que se encuentran objetos y fotografías de minería, la calle Lanzagorta es ideal para rentar tu casa vacacional.
 
También debes saber que el Paseo Calle Lanzagorta es uno de los más emblemáticos de este destino pues en él puedes encontrar diversos comercios en los que la compra de artesanías debe ser tu principal preocupación. En la misma dirección puedes encontrar departamentos vacacionales que conecten con la calle Constitución en la que se encuentra la Iglesia de Real de Catorce.
Encuentra casas vacacionales Airbnb, Wimdu y HomeAway entre todos nuestros partners y vive la experiencia llena de magia y simbolismo que te ofrece Real de Catorce. La herencia cultural de este lugar te encantará y querrás continuar tu recorrido histórico en destinos cercanos como San Luis Potosí y Zacatecas.

¿Buscas casas de vacaciones en Real de Catorce? ¡Excelente! este destino es una de las mejores opciones para un viaje a lo más profundo de la tradición mexicana. Este pueblo mágico es uno de los máximos exponentes de la cultura huichol y un referente para todo aquél con alma hippie y aventurera.

Renta de casas vacacionales en Real de Catorce

 
La renta de casas vacacionales en Real de Catorce es la mejor opción para vivir este pueblo mágico al máximo, pues visitarlo no es una experiencia turística que cualquier hotel puede darte. Se trata de recorrer sus calles y vivir en espacios que te hagan sentir parte de esta herencia cultural permanente que es Real de Catorce.

Qué hacer en Real de Catorce

De las actividades que tienes que hacer en Real de Catorce está visitar el Túnel de Ogarrio. La creación de este espacio se da durante el Porfiriato y fue construido con la finalidad de ofrecer una vía de transporte eficaz para llegar a Real de Catorce. En la actualidad es uno de los atractivos turísticos de este pueblo mágico porque los visitantes lo recorren a pie para admirar su arquitectura minera ¡toda una aventura!
 
Otro de los lugares turísticos de Real de Catorce, además heredero de una profunda tradición espiritual y simbólica, es Wirikuta. Aquí podrás admirar a la cultura Wixarika en todo su esplendor y conocer sus tradiciones que han sido conservadas a través del tiempo. Puedes ser parte de alguna de ellas como las peregrinaciones que se realizan y en las que se recolecta peyote, una cactácea muy famosa con propiedades alucinógenas.
Cuando viajes a Real de Catorce también debes visitar el Cerro del Quemado, muy cerca de Wirikuta. En este cerro se ofrecen recorridos durante el invierno para subir los más de 1800 metros de altura con los que cuenta este espacio natural; en la cima puede apreciarse la impresionante sierra que rodea al cerro y en la parte de abajo se encuentra el centro ceremonial de los habitantes de origen huichol ¡mucha espiritualidad!

Qué ver en Real de Catorce

Lo que hay que ver en Real de Catorce te lo regalará el Safari fotográfico que puedes realizar a bordo de los jeeps que se encuentran en la zona. Este recorrido te lleva por el Cerro del Quemado, a pueblos de los alrededores, minas y al bosque de Alamitos de los Díaz, lugares en los que podrás apreciar todo tipo de paisajes impresionantes listos para ser fotografiados y llevados como recuerdo de esta gran aventura ¡no te lo pierdas!
 
Uno de los días más importantes en Real de Catorce se da en la celebración de Santo Charrito, evento que se conoce como las Fiestas de San Francisco de Asís. Para estas fiestas, la imagen de San Francisco es bajada del altar donde se encuentra para ser venerada por sus fieles y llevada de peregrinación; las celebraciones religiosas se completan con una divertida feria a la que asisten personas de todas las edades.
Y si buscas saciar tu apetito, la gastronomía de Real de Catorce te puede ofrecer algunos deliciosos platillos como el fiambre potosino, que se trata de una mezcla de carne de res, cerdo y pollo aderezada con una salsa especial preparada a base de aceite de maíz, mostaza y vinagre blanco ¡toda una tradición! Otro de los platillos típicos es el asado de boda, servido para estos eventos, acompañados de la bebida colonche, producto de tuna fermentada.